Multiexpansión

La estabilidad de las espumas se miden según dos baremos: uno de ellos es la resistencia al drenaje (manteniendo las espumas húmedas con el consiguiente efecto enfriaste y el otro por la consistencia de su estructura tridimensional. De esta forma la extinción se hace por desplazamiento del oxígeno “asfixiando” el fuego. Es fundamental que tanto por lanzas de media expansión (~120) como por generadores de alta expansión (~800) la espuma resultante sea homogénea dado que ello le confiere mejor resistencia frente al calor. Las de media expansión se pueden usar en interior y exterior; las de alta expansión deberían usarse solamente en interiores pues debido a su baja densidad pueden ser llevadas por el viento fuera del incendio. Es los de alta expansión es fundamental que se puedan usar con aire viciado por el incendio (humo) y que se puedan usar tanto con agua dulce como de mar.